Buscar

Cómo elegir tu suelo laminado

Características del suelo laminado

Es un pavimento fabricado con fibra de resina de alta densidad y madera prensada resistente al desgaste y al impacto que imita los diferentes tipos de madera naturalmayoritariamente.

Ventajas del suelo laminado

  • Económico: permiten disfrutar de la calidez de la madera con un coste asequible; la relación calidad-precio es notable.
  • Estético: fabricados a partir de materiales derivados de la madera, imitan de forma realista el aspecto de diferentes materiales sin serlo. Las posibilidades decorativas son muy variadas adaptándose a cualquier estilo y estancia.
  • Aportan sensación de confortabilidad y calidez donde se instalan.
  • Resistente: son duraderos y se clasifican según la normativa europea atendiendo a criterios de resistencia, tanto al desgaste como al impacto. Es más resistente y menos delicado que el parqué obteniendo un acabado similar. También son resistentes a la luz solar manteniendo su color pese a la incidencia de los rayos sobre él.
  • Fácil de instalar y práctico: con un sencillo sistema de clic. No necesitas retirar el antiguo pavimento ni hacer obras.
  • Mantenimiento básico: a diferencia de los suelos de madera natural, los laminados no pueden ser lijados ni pulidos o barnizados ni acuchillados. Su mantenimiento es muy básico y cuentan con un eficiente sistema de sellado que evita que se filtre el agua. Llevan una capa superior de resina que facilita su limpieza.

¿Cómo elegir?

1. Color

– Tonos claros (blancos): dan luminosidad y aumentan la sensación de amplitud en la estancia.

– Beiges: aportan protagonismo a la madera.

– Grises: peculiares por su magnetismo.

– Tonos oscuros ofrecen sensación de recogimiento y toque de distinción. Sus vetas muy marcadas son ideales para decoraciones étnicas o minimalistas.

– Tonos más naturales (roble, haya, pino) recrean la madera ofreciendo un estilo rústico y auténtico.

– Otros modelos simulan madera estampada o teñida, decapada, de varias tonalidades… muy originales.

2. Su uso

LEROY MERLIN clasifica los suelos laminados según el grosor de las lamas, su resistencia de uso, su realismo decorativo y garantía.

  • Suelos de uso Medio: recomendados para un uso moderado y tiene 10 años de garantía. El grosor del suelo es de 7 mm. Apto para estancias con poco uso o tráfico, como dormitorios.
  • Suelos Forte: recomendados para un uso intenso y tiene 20 años de garantía. El grosor del suelo ronda los 7 – 8 mm. Ideal para una vivienda habitada por una persona o una pareja sin niños. El realismo de la imitación de la madera es bueno.
  • Suelos de uso Intenso: aptos para uso muy intenso y ofrece 30 años de garantía. El grosor del suelo suele oscilar entre los 8 y los 12 mm. Perfecto para familias con niños o con mascota. Este suelo es válido incluso para estancias a las que se tiene acceso directo del exterior. Este tipo de suelo se puede emplear en casi toda la casa, incluida la cocina (excepto en los baños) y en comercios.
  • Suelos laminados Extrem: recomendados para un uso muy intenso, con mucho tránsito como en comercios, oficinas… Apto para toda la casa, incluso para baños. Es el único suelo del mercado que puede instalarse sin juntas de dilatación en toda la casa. Ofrece una garantía de por vida.

3. Clasificación AC

Piensa en qué estancia vas a colocar el suelo laminado, quiénes la utilizan (niños, personas mayores…) y para qué (si estará expuesto al agua o las manchas…). Los suelos laminados se diferencian por su dureza o resistencia al desgaste superficial o rozamiento que viene representada por la nomenclatura AC. Cuanto más alto sea el número que acompaña al AC más resistente es.

  • AC3. Son los menos resistentes. Muy poco demandados porque están destinados a viviendas con poco tránsito. Pueden destinarse a segundas residencias que soportan tránsito durante menos meses del año.
  • AC4. Este nivel ya puede aconsejarse en viviendas con tránsito normal.
  • AC5. Aporta resistencia intensa. Son los más demandados para domicilios particulares porque ganarán tiempo de vida al resistir un tránsito muy alto.
  • AC6. Son los suelos con la mayor resistencia y dureza. Además de en viviendas, están preparados para instalarse en tiendas y negocios.

4. Diseños

Hay diseños especiales que imitan otros materiales como cerámica o baldosa hidráulica, terrazo, cemento, acabado óxido, 3D…

¿Acabado final brillante o mate? Los laminados brillantes son más vivos, reflejan la luz y amplían visualmente la estancia y has de mantenerlos siempre limpios; mientras los mates resultan algo más apagados, pero son más sufridos y requieren de menor mantenimiento.

¿Liso o con algo de relieve? Elige la textura que más te guste.

5. Atributos extra

– Grosor de la lama: cuanto más grosor, mayor robustez del suelo, un clic más duradero y un mejor comportamiento acústico a la pisada. El grosor de 6 y 7 mm se recomienda para dormitorios en los que se da un uso moderado; las lamas de 8 a 10 mm, para uso intenso; y las de 12 mm, para usos muy intensos.

– Antibacteriano: tratamiento especial que evita el crecimiento de bacterias en el suelo transmitidas por zapatos, animales, etc., creando un entorno sano.

– Antiestático: evita las molestas descargas de electricidad estática y reduce la acumulación de polvo y pelusa en el suelo.

– Instalación en clic: todos los suelos laminados de LEROY MERLIN se instalan en clic (las lamas machihembradas encajan entre sí solo ejerciendo presión; sin colas ni adhesivos). El sistema de instalación clic fácil es aún más sencillo y permite ahorrar hasta un 40% del tiempo de instalación.

– Antirrayado: resistencia extra al arrastre de muebles, deslizamiento de ruedas de sillas…

– Antideslizante: imprescindible en baños.

– Tamaño de lama XXL: son muy usadas para dar mayor sensación de profundidad y amplitud y para convertir el suelo en más llamativo estéticamente. Este formato extragrande, con medidas de 180 cm de largo x 25 de ancho, disponible en el modelo Extrem, suele escogerse para espacios amplios como salones o comedores y espacios diáfanos en los que se unen varias estancias como, por ejemplo, el salón y la cocina.

– Con o sin biseles: los biseles son hendiduras o cortes oblicuos en el borde de la lama que delimitan el perímetro de cada pieza. Elige entre sin bisel (no se apreciará separación entre lamas y aporta un efecto de continuidad y homogeneidad) o biselado (para acabados rústicos o envejecidos) en cuyo caso elige entre 2 biseles o 4. Con 2 biseles se recomienda disponer las lamas en sentido paralelo a la luz natural para que el sol aporte relieve. Los 4 biseles imitan fielmente los suelos de parqué y el relieve generado por el sol es mayor, por los 4 laterales.

– No olvides los complementos como rodapié, perfiles de desnivel, de transición, mamperlán, base aislante, protección contra la humedad…

En BARNIZADOS GARCÍA E HIJOS nos podemos ocupar de la instalación de tu suelo laminado en Sevilla.

Contacta con nosotros sin compromiso:

Compartir con

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *