A la semana siguiente,  por la mañana temprano, fuimos a recoger la puerta.

Esa mañana llovía, pero como íbamos a poner un tablero, Julia no tendría que preocuparse por la lluvia, ya que no entraría agua por la puerta de la vivienda.

 

Desmontamos la puerta del bastidor,  y entonces montamos el tablero , atornillándolo sobre el cerco en la parte del premarco, en esa parte , se atornilla para que después  vez colocados los tapajuntas no se notae  que se ha colocado un tablero atornillado sobre el bastidor.

 

Una vez comprobamos que la puerta de entrada estaba segura con el tablero, nos despedimos de Julia y montamos las hojas de la puerta de entrada en la furgoneta y marchamos con ellas al taller.

 

Una vez en el taller, la disponemos en dos bancos de trabajo y no ponemos a trabajar sobre ella realizando el decapado.

 

 

Restauracion-puerta-entrada-iroko-barnizados-garcia-hijos-reciclaje-recicla-carpinteria-1Restauracion-puerta-entrada-iroko-barnizados-garcia-hijos-reciclaje-recicla-carpinteria-3

 

Este proceso, el del decapado dura entre uno a dos días, y el aspecto que le queda a la puerta es el siguiente:

 

 

Restauracion-puerta-entrada-iroko-barnizados-garcia-hijos-reciclaje-recicla-carpinteria-2

 

Este es el proceso más delicado, y se debe tener especial cuidado para eliminar todas las imperfecciones y fallos que tiene la madera por la agresión de la metereológia. Sobre todo el castigo que le da a los exteriores el sol, más que el agua.

En este caso hemos tenido en cuenta las grietas que tenían los cuarterones, para repasarlas y dejarlas cubiertas y enmasilladas. Acabamos el trabajo del decapado dándole una buena lija. La puerta queda coma en la fotografía anterior y parece que esta como nueva.

 

El trabajo que va a continuación es el de tintado y emprimado. Ese proceso lo explicaré en el próximo capitulo.

Leave a reply

required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.